Ayuno intermitente ¿bueno o malo?

Actualizado: jun 1

¡Formas de perder peso rápidamente! En la actualidad vemos frases como esta en todo lado y de inmediato llaman nuestra atención. Sin embargo, debemos entender que aún no se conoce la fórmula mágica para perder peso sin disciplina y compromiso.


El ayuno intermitente es uno de los métodos más famosos para perder peso actualmente, ya que muchas personas han dado a conocer sus casos de éxito aplicando este restrictivo plan de alimentación.


¿Quieres conocer de qué se trata y qué efecto tiene en tu organismo? Descúbrelo en este blog.


Para empezar definamos el término. Ayuno intermitente hace referencia a establecer intervalos de tiempo más prolongados entre las comidas que se consumen en el día. Las fuentes actuales pueden variar en cuanto a límites de tiempo, pero usualmente son ayunos de 12 a 16 horas. Estos ayunos, generalmente no implican disminuir el consumo de calorías al día, sino redistribuirlas en menos comidas.

Existen otros ayunos que consisten en eliminar hasta el 75% de alimentos dos días a la semana o algunos más extremos, que implican ayunar entre 2 a 5 días seguidos, cada mes. En conclusión, esta modalidad consiste en pasar largos periodos de tiempo sin ingerir alimentos.


Lo que sucede en el cuerpo cuando hacemos un ayuno, es que se disminuyen los niveles de azúcar en sangre, lo cual obliga al organismo a regular estos niveles utilizando las reservas de azúcar que tiene previamente almacenadas (glucógeno). Pero como el ayuno es tan prolongado, luego de agotar el glucógeno, el organismo empieza a utilizar las reservas de grasa acumulada, para obtener energía.


¿Que si funciona? La evidencia ha demostrado que tiene resultados satisfactorios en la pérdida peso. Sin embargo, los resultados de consecuencias a largo plazo, aún son discrepantes.


Las preguntas que realmente me parece importante resolver son: ¿Es sostenible en el tiempo? ¿Le genera confort a quien lo pone en práctica? Desde mi punto de vista, un ayuno de 16 horas es una práctica "tortuosa". La pérdida de peso debería generarse a partir de cambios de hábitos permanentes y sostenibles. No se trata de hacer dietas o planes de alimentación por 1 o 2 meses, para luego volver a los hábitos inadecuados y terminar igual o peor que al principio.


Mi consejo: Consuman 5 comidas al día, evitando alimentos ricos en azúcares y grasas. Incluyan porciones de frutas y verduras en cada comida y sean felices disfrutando de una adecuada alimentación.

Alejandra Reyes - Nutricionista Foody

405 vistas