¿Cómo controlar la ansiedad de comer durante el día?


¿Piensas que la ansiedad es la sensación de hambre excesiva y frecuente que se puede presentar durante el día? Pues en realidad, el término "ansiedad" hace referencia a un estado mental caracterizado principalmente por inquietud e inseguridad, frente a estímulos como pensamientos, ideas e imágenes.


Las personas que padecen de ansiedad suelen tener alteraciones en sus hábitos de alimentación, reflejados en lo que mencionamos al inicio, ganas de consumir alimentos de manera excesiva y frecuente. Es decir, esto es solo una manifestación de la ansiedad. En muchos casos, las personas no comen porque tengan hambre exactamente, sino que lo hacen para saciar necesidades emocionales.


¿Por qué se genera esto?

Al comer, el sistema nervioso libera unos neurotransmisores, entre ellos, la dopamina, la cual es vital en la regulación del humor. Es decir, su producción nos hace sentir bien. Por lo tanto, comer nos genera un estado de bienestar que ayuda a disminuir los sentimientos de angustia generados por la ansiedad. El problema está en que el estado de bienestar es temporal, y con frecuencia es posteriormente remplazado por la sensación de culpa al consumir alimentos indiscriminadamente. En conclusión, Cuando buscamos refugio en la comida para evitar emociones negativas, es importante entender que el problema no está en el acto de comer o en la comida, sino en la propia ansiedad.

También puedes leer: disminuye el estrés con tu alimentación https://www.foody.com.co/post/estr%C3%A9s-laboral-y-alimentaci%C3%B3n

¿Cómo se puede controlar la ansiedad por comer?

1. Comer 5 veces en el día con horarios establecidos: este consejo es tal vez el más útil en cualquier régimen alimentario independientemente de su objetivo. Esto te ayudará a adaptar tu cuerpo a consumir alimentos sólo en ciertos momentos del día.


2. Beber más agua y consumir fruta: Cuando sientas ganas de comer algo a deshoras, bebe uno o dos vasos de agua, té o aromática (preferiblemente sin azúcar). Si definitivamente continúas con ganas de comer, elige las frutas como opción.


3. Añadir fibra a la dieta: Los alimentos ricos en fibra hacen que nos sintamos más saciados. Consume alimentos integrales, granos, frutos secos, frutas con cáscara y verduras.


4. Tomarse el tiempo: Come sin prisa, mastica bien los alimentos y disfruta el momento de la alimentación. Esto favorece la digestión adecuada y disminuye los niveles de ansiedad.


5. Trabajar en el autoestima: Este paso es indispensable para controlar la ansiedad, es importante fortalecer la autopercepción, la confianza y la seguridad.


Buscar asesoría profesional: si estás consciente de que la sensación de “hambre” no es física sino emocional, pero que de igual forma se resumen en consumir más alimentos, te recomiendo consultar a un psicólogo para que te brinde las herramientas necesarias para controlarlo.


Alejandra Reyes - Nutricionista Foody

260 vistas